Cuando llegó Borja a mi estudio en mi interior sabía que iba a ser una día especial y que tendríamos una sesión muy linda, pero nunca imaginé que fuera a ser una sesión tan estupenda y tan completa. El pequeño Borja con tan solo 7 días nos dio luz verde para todo cuanto quisimos realizar su madre Gema y yo, y ambas, babeamos tras cada toma porque era increíble verle tan plácido y tan relajado, pues en definitiva de eso trata, lograr que el recién nacido esté tan a gusto que no se percate de dónde está ni de las tomas fotográficas que se le están realizando y de esa forma conseguimos la esencia del momento, sin artificios..
Muchísimas gracias Gema y Javi, por vuestra confianza y por dejarme disfrutar de vuestro retoño por unas horas!

Felicidades Familia!!

Ahora toca seguir creciendo!
Besoss

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez
Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez
Eva Marquez

Eva Marquez

Eva Marquez

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*