Es una gozada realizar sesiones a niños y a familias sin ningún motivo especial, simplemente porque les apetece tener un recuerdo de ellos mismos a esas edades, porque desean pasárselo bien por un rato y conservar esos momentos para el futuro. A veces, no nos damos cuenta de lo rápido que pasa el tiempo, y nos conformamos con las miles de fotos que realizamos con nuestros móviles, pero ciertamente tener de vez en cuando un reportaje más completo es un autentico regalo para el futuro, y así lo vieron los padres de Martina, que desearon hacerle este regalo a su hija, y creo que las fotografías muestran cuánto lo disfruto Martina, está preciosa.

Muchas gracias familia por vuestro cariño y por ceder estas imágenes,

Un abrazo,


















Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*