No podía mostraros una serie de fotografías de estudio con niñas, sin mostraros, también, nuestra serie de fotografía sobre fondo blanco con Niños. Veréis que la diferencia entre un sexo y el otro es sutil pero evidente, las niñas desprenden delicadeza y armonía, mientras que los niños frescura, diversión y pura algarabía.

En esta ocasión nuestros modelos son Óscar y Carlos, dos hermanos muy distintos entre sí pero que juntos son el complemento perfecto que cualquier madre desea. Son vitales, divertidos y sobre todo muy pero que muy cariñosos. Resultó ser muy divertida esta sesión porque no paraban de inventar nuevas ideas, porque aunque no os lo creáis, los niños tienen un mundo interior increíble, lleno de inocencia y originalidad, que te hace desear que más de uno continuásemos siendo niños…

No os lo muestro todo, pues muchas de las fotografías que hicimos tienen un marca navideña que nos las reservamos para dentro de muy poco.

Me siento muy dichosa por ser la artífice de estas fotografías, con ellas y con éstos niños siento que crezco un palmo sobre el suelo, y me veo cada día más cerca del cielo.

Muchas gracias mis pequeños modelos, y muchísimas gracias a sus padres, Raquel y Pablo, que confiaron ciegamente en mí.

Un abrazo familia.

Os quiero mucho.

Pdta. Ahh lógicamente mis chicas no pudieron evitar jugar con ellos y retratarse divirtiéndose a tope, creo que la complicidad entre ellos es obvia.

1
2
3
4
5
6
7
89
10
11
12
13

webbnMG_4244
14
15
16

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*