Cuando tengo que trabajar con bebés recién nacidos o casi, el resultado final siempre resulta ser un misterio pues los condicionantes para que la fotografía final sea perfecta dependen de muchos factores, depende de los días de vida que tenga el pequeño, pues nada tiene que ver un recién nacido de 5 días a uno de 20 días, depende de la temperatura de la sala donde se realice la sesión, del día o la noche que haya pasado el pequeño o pequeña, y sobre todo de la gran personalidad que el pequeño demuestre. Podrá parecer increíble, pero hay muchos bebés que no quieren perderse un sólo segundo de todo lo que acontezca a su alrededor, son bebes que serán niños muy despiertos y curiosos y ésto fue lo que nos pasó a Beatriz, la madre de la pequeña Valeria y a mí el día de su sesión. Valeria contaba con casi 20 días cuando pudimos organizar su sesión a domicilio, y desde el primer segundo no cesó de mirar todo lo que hacíamos, pero lo mejor es que en ningún momento demostró estar a disgusto, no lloró nada y solo nos miraba con la misma plenitud con la que nosotras nos deleitábamos observándola a ella y disfrutando de fotografiarla.

Fue maravilloso.

Os dejo con una muestra de su sesión.

Muchas gracias a sus padres, por ser tan cariñosos conmigo y por querer compartir este trabajo con todos vosotros,

Un besazo Familia!! 

Ahh.. si queréis ver cómo fue el resultado impreso escogido por esta familia, pinchar aquí.

valeria1
valeria2
valeria3
valeria4
valeria5
valeria6
valeria7
valeria8
valeria9
valeria10
valeria11
valeria12
valeria13
valeria14
valeria15
valeria16
valeria17
valeria18
valeria19

This article has 2 comments

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*